Aunque trabajemos en un entorno completamente profesionalizado, es posible que alguna vez nos podamos encontrar con equipos que no lo son (conocidos como equipos domésticos o amateur). De todas formas, tenemos que saber cómo se conectan entre sí la diversidad de equipos (profesionales o no), de vídeo y audio, informáticos o no. Saber cómo se conectan lleva implícito reconocer los conectores y alguna de sus características más reseñables: